Estamos en fechas próximas de celebrar el día de la madre. Así pues, todas las firmas, ya sean grandes o pequeñas, se han apresurado para apurar estos últimos días y hacer un marketing más agresivo con un claro objetivo, lograr aumentar las ventas de aquellas piezas que hayan sido diseñadas y elaboradas para celebrar este día.

Este día está lleno de ilusión, cariño y en algunos casos, de anhelo. Es un día en el que honramos a nuestras madres y ellas son las protagonistas, bien sea recibiendo un regalo o bien la atención de toda la familia. Para este día buscamos un regalo especial, exclusivo y único, que refleje el amor más intenso y puro que existe.

Origen del día de la madre

Hay diversas teorías sobre el origen del Día de la madre. Algunos lo atribuyen a una estrategia mercadotécnica y comercial, pero la realidad es que su origen tiene un sentido muy diferente. Hay indicios de que los orígenes de esta efeméride se encuentran en la Antigüedad, en relación con un componente simbólico y mitológico que comienza en Egipto, donde se rendía homenaje a la diosa Isis, nombrada como la Gran Diosa Madre. Con el mismo sentido en Roma y Asia Menor encontramos a la Diosa Cibeles y en la Grecia antigua, con las festividades en honor a Rhea, la madre de Jupiter, Neptuno y Plutón.

día de la madre orígen

El origen actual del Día de la madre se remonta al siglo XVII, en Inglaterrra. En este tiempo debido a la pobreza, una forma de conseguir trabajo era emplearse en las grandes casas o palacios, donde también se daba techo y comida. Un domingo del año, denominado “Domingo de la Madre”, a los siervos y empleados se les daba el día libre para que fueran a visitar a sus madres, y se les permitía hornear un pastel para llevarlo como regalo.

Aunque algunos colonos ingleses en América conservaron la tradición del británico Domingo de las Madres, en Estados Unidos la primera celebración pública del Día de la Madre se realizó en el otoño de 1872, en Boston, por iniciativa de la escritora Julia Ward Howe, que organizó una gran manifestación pacífica y una celebración religiosa, invitando a todas las madres de familia, víctimas de la guerra,  por ceder a sus hijos para la milicia.

Tras varias fiestas bostonianas organizadas por Ward Howe, ese pacifista Día de la Madre cayó en el olvido. Fue hasta la primavera de 1907, en Grafton, cuando se reinstauró con nueva fuerza el Día de la Madre en Estados Unidos, siendo Ana Jarvis, ama de casa, quien comenzó una campaña a escala nacional para establecer un día dedicado íntegramente a las madres estadounidenses. Tras la muerte de su madre en 1905, Jarvis decidió escribir a maestros, religiosos, políticos, abogados y otras personalidades para que la apoyaran en su proyecto de celebrar el Día de la Madre, en el aniversario de la muerte de su propia progenitora, el segundo domingo de mayo. Este acontecimiento logró que esta celebración del Día de la Madre sea festejada en cerca de 70 países. De ese total de países, unos 40 adoptaron la fecha en el mes de mayo, aunque cada uno la organizó a su manera.

día de la madre madre con hija

Es el caso de España, donde inicialmente esta efeméride se celebraba el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, tras hacerse oficial en Estados Unidos, se optó por cambiar la fecha al primer domingo de mayo.

¿Qué regalar este año?…  Cartier

Todos los años nos hacemos la misma pregunta, ¿qué regalo este año a mi madre? Vamos a ver una selección de exclusivos artículos de la casa Cartier.

Esta emblemática firma daba sus primeros pasos en el siglo XX, y en aquel momento, Europa miraba fascinada hacia África y Oriente en busca de novedades y exotismo. Por aquel entonces, lo que diferenciaba los diseños de la casa con respecto a los de sus competidores era sobre todo, el uso del platino, casi sin explotar en aquellos tiempos. Poco a poco, la naturaleza, los animales, entre ellos su icónica pantera, y las flores, en especial la orquídea, se irán introduciendo en los diseños de la casa de joyería.

Collar Amulette de Cartier, una colección embriagadora de preciosas joyas amuletos. Esta colección están plenas de ligereza y sueños, estos talismanes se llevan a flor de piel. Se trata de una joya, donde el contraste de materiales se combina con la sencillez y la elegancia de las curvas pulidas. Está elaborada con piedras naturales de colores que resplandecen y concentran la luz del diamante, en cuanto a su forma, representa un candado, donde la joya se cierra para acoger los deseos y se abre para liberarlos.

collar Cartier Amullete rosa

Sortija Panthère De Cartier, la pantera representa un animal salvaje, es más que un símbolo de la Maison Cartier, un icono atemporal, a la vez depredadora y elegante; discreta, sin embargo lista para abalanzarse. Esta colección esta compuesta por materiales como esmeraldas, oro, diamantes… De modo que cada componente por si solo sea una autentica joya.

Anillo Panthère Cartier

Cartier, París, unidos por un hilo creativo invisible, un encanto “a la francesa” cuyo incomparable estado de ánimo encarna la mujer parisina. A veces libre, a veces juguetona, alegre o misteriosa, pero siempre inspirada… Cartier le dedica la colección Paris Nouvelle Vague: siete universos creativos imaginados para celebrar su personalidad y su modo de vida.

anillo paris cartier

Un diamante Cartier es único. Piedra soberana, es la expresión de un “savoir-faire” marcado por la excelencia y la delicadeza.

pendientes cartier

Otros regalos para el día de la madre

Cartier, es célebre por su trabajo con los diamantes y los relojes, pero ha sabido diversificar su negocio, hacia el mundo de los complementos. Convirtiéndose  en una de las marcas más prestigiosas y demandadas.

bolso cartier rojo

El bolso C de Cartier hace gala de una vitalidad muy parisina en tonos vibrantes. Colores sutiles, inspirados en las piedras finas, para un bolso radiante y discretamente sofisticado, ideal para regalar en el día de la madre.

gafas cartier doradas

En Cartier también podemos encontrarnos con una colección de gafas femeninas y elegantes que toma prestados los tres anillos entrelazados de la colección Trinity de Cartier, con varillas de acetato de resplandor vibrante, pulidas a mano, con acabados dorados o paladiados, amarillo y blanco.

Sin embargo, creo que lo importante es hacer que nuestras madres se sientan realmente queridas y que pasen ese día tan especial rodeadas de los suyos, y ¡FELICIDADES A TODAS LAS MAMÁS!

Espero haberos ayudado con alguna de mis sugerencias, ¡contadme qué os ha parecido!, nos gustaría saber cuales han sido vuestras opciones, ¿qué habéis regalado a vuestras madres?, ¿qué os han regalado?….